Posteado por: Iván | 6 noviembre 2007

¡Cuidado! Una moneda… (II)

En el artículo anterior hemos visto que hay un gran número de agentes contaminantes que pueden degradar el estado de nuestras monedas. Para continuar con esta pequeña trilogía, dedicada a la conservación, vamos a tratar de resumir brevemente algunas medidas preventivas que podemos tomar para evitar -en la medida de lo posible- que nuestras piezas se deterioren.

  • Como ya explicamos, el aire y la humedad provocan la oxidación -con la correspondiente aparición de una pátina- y la corrosión del metal, respectivamente. Además, los materiales de PVC provocan la emanación de gases que inciden directamente sobre la pieza, provocando también corrosión. Esto sugiere que debemos tener cuidado con el sistema que empleamos para conservar las piezas, puesto que los plásticos de algunos álbumes tienen una pequeña composición de PVC. Para piezas de pequeño valor (por ejemplo monedas de circulación y/o extranjeras) podemos emplear este mecanismo (más cómodos, prácticos y que ocupan menos espacio), mientras que para monedas de mayor valor (conmemorativas, monedas antiguas…) un buen mecanismo son las cápsulas de plexiglás.

Cápulas para monedas

Las cápsulas de plexiglas son un buen recurso para aminorar el efecto del aire y la humedad.

  • También para contrarrestar los efectos de la humedad podemos emplear el gel de sílice (en inglés, silica gel). Cuando compramos algunos maletines o recipientes, todos hemos visto que contienen unas pequeñas bolsas con bolitas en su interior, generalmente: es el formato típico de este gel, que actúa como regulador de la humedad: cuando hay un exceso, la absorben, y cuando el ambiente está muy seco lo devuelven. Algunos productos de sílice tienen además un indicador, de modo que cambian de color cuando se saturan y deben ser reemplazados.

Bolsitas de gel de slice

Las bolsitas de gel de sílice, en su formato más habitual, y que podemos comprar en cualquier droguería.

  • Otro agente al que las monedas están muy expuestas es a la grasa de nuestros dedos. Para manipular las monedas, especialmente aquellas de mayor calidad de acuñación (como las de plata), es recomendable recurrir a guantes de látex. Si no disponemos de ellos, es conveniente coger siempre las monedas por el canto.

En este post hemos visto algunas medidas preventivas muy sencillas pero al mismo tiempo eficaces para combatir la gran cantidad de efectos que producen los agentes contaminantes. Y es que, a pesar de ser robustas, las monedas tienen como gran debilidad su composición: metal áltamente oxidable y corrosivo. En el próximo artículo, veremos qué hacer cuando todo lo anterior falla: cuando irremediablemente nuestras monedas empiezan a notar el paso de los años, o cuando directamente hemos adquirido ya una pieza en un estado de conservación más decadente. También daremos algunas indicaciones acerca de la limpieza de las monedas, cuándo, cómo, y a qué piezas podemos aplicarlo.

Anuncios

Responses

  1. Buenas tardes. Tengo una pequeña coleccion de series de euro, monedas conmemorativas de 2 euros y monedas de 12 euros españolas. Las tengo en un album de la marca BBB y no se si estas, estan bien protegidas. No me importa gastar dinero en otros metodos para que estas no sufran daños. He visto que hablas de las capsulas, son eficaces? Tengo miedo a que ya que me gasto una cantidad de dinero todos los meses en mi coleccion, esta en unos años se “pierda” poniendose verde u otra cosa. No me importa que pierdan su brillo, hasta me parece bonito y natural pero que no se me estropeen. Un saludo y gran web.

    • Hola Miguel. Gracias por tus comentarios, las monedas me apasionan pero por motivos de trabajo no puedo actualizar el blog con todo lo que me gustaría, pero se intenta. Respecto a tu colección, si la tienes en un álbum no deberías tener ningún problema. Lo ideal sería que metieras en el álbum monedas de circulación, y que las monedas de plata de 10 y 12 euros las dejes metidas en su envase original (el plástico, la cápsula…). Como sé que es un engorro disfrutar viendo las monedas de 10 euros porque hay que andar abriendo y cerrando el cartoncito y se deteriora, te recomiendo que compres bandejas con varios departamentos, del diámetro de la cápsula. De este modo, tendrás a la vista tus monedas y no sufrirán daño. Yo tengo mi colección colocada de este modo, tiene muchos años y está como el primer día. Lo único malo de los álbumes es que las hojas si tienen muchas monedas pesan y cogen forma por la esquina, pero al margen de eso, las monedas tienen su pátina y la colección queda impecable.
      Un saludo y espero haberte aclarado algo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: