Posteado por: Iván | 14 enero 2009

Monedas en la Historia (I): el Real Español

Sin duda, en las colecciones de monedas más preciadas se pueden encontrar siempre ejemplares interesantes que datan de varios siglos atrás. Algunas de estas piezas se han convertido en símbolos de nuestra numismática, por lo que comenzamos aquí una serie de artículos dedicados a explicar brevemente la procedencia de estas monedas. Comenzaremos con el Real Español, del que todos en alguna ocasión hemos oído hablar incluso en expresiones coloquiales que han llegado hasta nuestros días. 
En muchas de las emisiones conmemorativas que se acuñan en la FNMT se acostumbra a seguir un mismo esquema en cuanto al nº de piezas y sus características (composición, tamaño, peso…). Uno de los esquemas más repetidos es el formado por 5 monedas, que la FNMT describe como: 3 piezas de 8 reales de plata, un cincuentín de plata (50 reales) y una pieza de 8 escudos de oro. Para entender esta nomenclatura tenemos que acudir a nuestra Historia, situándonos en el Reino de Castilla en el siglo XIV. 

Hablar de numismática española es hablar del Real Español, pues desde esa fecha hasta mediados del siglo XIX fue la base del sistema monetario. Se trataba de una pieza de plata, con un peso en torno a 3,3 gramos. En la llamada “Pragmática de Medina del Campo”, los Reyes Católicos establecieron posteriormente las características exactas que debía tener la moneda en cuanto a su peso y su composición en plata. Además, dictaminaron que en la moneda debía aparecer la sigla representativa de la ceca o lugar donde fue acuñada (bien en España o en las diferentes colonias americanas de México, Lima, Santiago de Chile…). 

El sistema monetario se completaba con piezas de medio real, un cuarto, un sexto, 2 reales, 4 reales y la más conocida de todas, la moneda de 8 reales, también llamada “peso fuerte”, “peso duro” o simplemente “real de a 8”.  Es curioso que el Real de a 8 llegó a ser la primera divisa mundial: se utilizaba en Europa, América y los territorios de Oriente. Y de hecho, en Estados Unidos fue la primera moneda de curso legal en circulación (los “Spanish Dollars”), con un valor equivalente de 1 dólar. hasta que en 1857 se promulgó una ley prohibiendo su uso. También como curiosidad, los sistemas monetarios de Canadá o China están basados en el sistema de Reales. 

El Real de a 8 pesaba exactamente 27,468 gramos y tenía una pureza cercana al 93% de plata, aunque estos datos varían según la casa de la moneda en que eran acuñadas. A día de hoy, las monedas conmemorativas de 10 euro de plata acuñadas por la FNMT tienen un peso muy cercano: 27 gramos y un diámetro de 40 mm.  

Una de los iconos de la numismática española es el llamado “Columnario de Plata”, una moneda de 8 reales que fue acuñada entre los años 1732 a 1773 y en el que está inspirado el símbolo del dólar ($). 

 Columnario de Plata

8 reales columnario de plata con ceca de México.

… y esta es una breve historia de la procedencia de las monedas conmemorativas de plata de 10 euro. En el próximo artículo veremos otro de los iconos de la numismática: el cincuentín de plata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: